viernes, agosto 03, 2012

Seni yokluğunda

Mis ojos no se cierran y una voz me habla. Se que son tuyas las palabras que escucho durante mis noches en vela. Veo en las olas tu saludo, tu susurro en el viento que empuja las alas, tu mirada en el agua, y en las frutas tu dulzura. En el inevitable tictaquear del tiempo siento tu ausencia, y me se opuesto a la vid, que no precisa de beber para vivir. Siento sed de tus manos mientras veo el jardín vacío de vos. A la música le falta tu danza: bailar y verte bailar frente a mi, gritarle al mundo que aquella música no tiene sentido sin la armonía de nuestros cuerpos; quiero reír en tu compañía nuevamente, como dos locos que a nada temen, como aquellos dos que caminaban sin destino, sin limites, sintiendo el amor que crea y fulgura en todo lo que es.

2 comentarios:

Plana Sabatez dijo...

El blog sigue vivo, eaaa!

el condimentador dijo...

Por supuesto que si, Don Plana Sabatez!